Cómo hacer un presupuesto para un cliente (y que no se pueda resistir)

Cuando por fin conseguimos un potencial cliente que nos pide que le presentemos una propuesta… ¡no podemos bajar la guardia!

Ahora es cuando toca sacar a la luz todas nuestras armas de seducción. 😉

Nuestro presupuesto no es un simple papelito en donde ponemos el precio de nuestro trabajo… 

Tiene que ser una verdadera propuesta irresistible. 

Nada de ir a Google y poner “presupuesto ejemplo” o “modelo de presupuesto” y mandar un documento de word de porquería… esforzate de verdad, que va a valer la pena.

Tené en cuenta que si un cliente te está pidiendo la propuesta a vos, seguramente le está pidiendo a la competencia también y la manera en que presentes tu presupuesto puede ser el factor determinante en la decisión de a quién elegir. 

Veamos cómo lograr esa mega-propuesta en detalle.

➖ ¿Qué es un presupuesto? No es lo que pensás…

No.

No es ese papelito en donde ponés tu precio y ya está.

(Bue… es lo que piensa la gente que es un presupuesto y lo manda, esperando que la gente diga que sí porque sí nomás).

Un presupuesto es el documento en donde hacés una propuesta a tu cliente para contratar tus servicios o comprar tus productos, y en donde le comunicás todos los detalles (y las ventajas) de hacerlo de manera tal que no te pueda decir que no. 

¡Eso sí es un presupuesto con todas las letras!

No vaya a ser que te tomaste tanto trabajo captando potenciales clientes (como por ejemplo podrías hacerlo a puerta fría) que después desperdicies la oportunidad de cerrar el trato enviando un presupuesto pobre. 

〰️ Tipos de presupuestos

Antes de seguir avanzando, detengámonos un flash en los tipos de presupuestos que existen.

Según la modalidad que elijas, un presupuesto puede ser:

  • Fijo o flexible: según admita o no cambios, modificaciones o ampliaciones. 
  • A corto o largo plazo: según las condiciones de la validez del presupuesto o según el tiempo de trabajo que pactes con el cliente. 

Lo ideal es que todo esto lo aclares en el presupuesto en sí, así que veamos las partes indispensables que toda propuesta irresistible tiene que tener. 

➖ Cómo hacer un presupuesto para un cliente parte por parte

Ahora que nos sacamos la idea de que un presupuesto es un papelito con un precio, vamos a adentrarnos en las partes que debe tener este documento.

〰️ 1. Introducción

Empezá tu presupuesto recordándole al cliente por qué llegó a vos y qué problema tiene que solucionar.

Con esto, arrancás el prespuesto poniéndole al cliente en la situación de tener que resolver algo que vos podés solucionar.

Por ejemplo:

“El objetivo de esta propuesta de diseño web es ayudarte a tener una plataforma propia para vender tus productos de cosmética, sin tener que depender de Instagram u otras redes cuyos algoritmos son cada vez más caros de satisfacer.”

〰️ 2. El servicio o producto en cuestión

Más que simplemente nombrar el producto o servicio que será la solución al problema del cliente, tenemos que pasar a explicarlo.

  • ¿Cómo lo ayudará?
  • ¿Cómo puede confiar en que esta es la solución ideal?

Aquí podrías mencionar trabajos anteriores, poner testimonios o casos de éxito. Y, por supuesto, BENEFICIOS.

Por ejemplo:

“En mi experiencia como diseñador he visto a otras tiendas de cosmética y afines aumentar sus ventas considerablemente tras implementar una tienda online que les permita vender sin pagar tanta publicidad, así que estoy seguro de que el servicio de diseño web + copy va a ser el ideal para vos.

Si bien cada caso en particular es diferente, estimo que si nos ponemos a trabajar en esto este mes, en unos 5 meses podrías tener un aumento de las ventas en un 35% por lo menos, dependiendo de qué tan agresiva sea la estrategia de visibilidad que vayamos a implementar (¡podría ser más!)”

〰️ 3. Metodología del trabajo

Ahora que hablaste de qué vas a hacer y qué resultados podés conseguir, toca comunicar cómo lo vas a lograr. 

  • ¿Cuál es el paso que van a seguir vos y tu cliente para completar el proyecto?
  • ¿Qué partes involucran al cliente, y cuáles a vos?

Describí cada paso con su objetivo y las fechas (aunque nada más sean estimadas) del proceso.

Por ejemplo:

“El proceso de creación de la web tiene varias fases. En algunas te voy a necesitar, en otras no.

>> Fase 1: conocer tu negocio (5 días a partir de la aprobación del presupuesto).

En esta fase sí voy a necesitar que completes un formulario en donde voy a poder conocer por dentro tu negocio: la marca, su historia, tus objetivos, todo. 

>> Fase 2: investigación y creación del copy para la web (20 días tras la entrega del formulario).

Aquí trabajo por mi cuenta. Con la información que me des en el formulario, voy a investigar y crear los textos (el copy) que van en la página web. 

>> Fase 3: creación del diseño (10 días después de terminar la fase anterior).

Una vez que termine los textos, voy a crear las páginas e implementarlos para darle forma a la web.

>> Fase 4: revisión (7 días desde que termina la fase anterior).

Cuando tenga la página web lista, te la voy a compartir para que, dentro del plazo, realicemos todas las modificaciones que quieras.”

〰️ 4. Mini biografía o porfolio

Ahora que le contaste al cliente cuál es su problema y cómo vas a solucionarlo, recordale que sos la mejor opción para hacerlo. 

No hace falta contarle todas tus penas y glorias, simplemente un extracto de tu experiencia y un recordatorio de por qué sos la mejor alternativa que puede elegir.

Por ejemplo: 

“Esta es la misma metodología que apliqué con otros 23 clientes dedicados al área de cosmética y productos eco-friendly. 

Conozco de sobra el sector: qué decir, cómo decirlo y cómo plantearlo, así que podés confiar plenamente en que tu proyecto estará en buenas manos.

Es más, aquí te dejo algunos testimonios de clientes anteriores…”

¡OJO! En vez de testimonios, también podés dejar enlaces a trabajos anteriores a modo de porfolio si tiene sentido con tu rubro.

〰️ 5. Condiciones de contratación

Ahora que el cliente está preparado para recibir esta información, toca abarcarlas cuestiones más importantes:

  • Precio.
  • Cuándo y cómo se realizan los pagos: pago único, en cuotas, a través de PayPal o transferencia bancaria…
  • Hasta cuándo es válida esta oferta.
  • Condiciones especiales: qué pasa en caso de impago, cláusulas de privacidad…

También es útil, en esta sección, dejar muy en claro qué es lo que incluye el servicio y qué plazos van a manejar. 

Por ejemplo:

“Todas estas fases se engloban en un único servicio, que tiene el siguiente valor:

Descripción Importe
Servicio de copywritingUSD xxx
Servicio de diseño webUSD xxx
Gestiones de compra del hosting, dominio, e implementación de la parte técnica de la webUSD xxx
IVA 10%USD xxx
TOTALUSD xxxx

La fecha de comienzo del proyecto, siempre y cuando este presupuesto sea aprobado en las próximas 72 horas, sería el ______________.

A partir de ahí, las fechas serían las siguientes:

1.   Fase 1: ______________.

2. Fase 2: ______________.

….

El pago se efectuará en 2 plazos:

1.   50% inicial: este pago es obligatorio para la aceptación del proyecto y se realiza en cuanto este sea aprobado. En otras palabras, este pago define el comienzo y aceptación del proyecto en las fechas acordadas.

2.   50% final: este pago se realiza tras finalizar el plazo de correcciones. 

El pago se realiza enviando una transferencia bancaria a… con el concepto… a nombre de …

Condiciones especiales:

I. La página web es 100% de mi propiedad hasta que se realice el pago completo. En caso de no realizarse ese pago, la utilización de esta web será ilícita.

II. Se realizan revisiones ilimitadas dentro del plazo del proyecto. No se realizan revisiones, cambios o comentarios sobre la página web pasado el plazo del proyecto. 

III. El 50% del proyecto no es recuperable. En caso de cancelación del proyecto antes o durante el mismo, este importe no se devuelve.

〰️ 6. Otros elementos útiles

Además de los elementos esenciales que debe tener tu presupuesto, también podés agregar algunos extras:

  • Garantías.
  • Soporte técnico. 
  • Descuentos para contrataciones futuras. 

Todo esto dependiendo del trabajo que vayas a realizar, obvio. 

➖ Herramientas para hacer un presupuesto

Lo ideal es que no te compliques a la hora de hacer un presupuesto para un cliente, pero que tampoco seas roña y entregues un documento sin gracia.

Lo mejor que podés hacer es crear una plantilla y trabajar sobre ella por cada cliente nuevo. 

Así, trabajás una sola vez en hacer tu superdocumento, y después te será mucho más fácil manejarte.

Estas plantillas podés realizarlas en herramientas como:

Sí, Google docs es mega versátil y podés crear presupuestos muy cool ahí también.

➖ [EXTRA] ¿Cómo decidir qué precio poner?

Si bien el tema de cómo poner los precios a tus productos o servicios es bastante largo y complejo, sí que tenemos que hablar de las bases de un proyecto rentable.

A la hora de definir tus precios, tenés que tener en cuenta los siguientes factores:

  • Costes: ¿cuánto te sale a vos ejecutar este trabajo? Internet, herramientas, electricidad…
  • ¿Cuánto es tu valor hora?: tu tiempo vale dinero. Si vas a trabajar 20 horas en un proyecto, ese valor tiene que estar incluido. 
  • Beneficios: no es suficiente con simplemente cubrir nuestros costes; si es por eso, no tendríamos por qué trabajar siquiera. Tenemos que ganar algo, ¿no? Sobre tus costes, aplicá un porcentaje que va a ser tu beneficio (recomendamos un 10-20% como mínimo).
  • Impuestos: agregás el IVA u otro impuesto a tu precio.

Con eso ya podés tener un aproximado del valor de tu servicio o producto. No obstante estos criterios, tenés que tener en cuenta también cómo se está manejando el valor de mercado y tu competencia, para no tirar un precio muy bajo o uno demasiado alto.

Si arrancás con un precio demasiado bajo (incluso si estás empezando recién con tu emprendimiento) te va a costar muchísimo subirlo después y valorizar tu trabajo.

Por otro lado, un precio demasiado alto puede llevarte a perder al cliente al toque si no tenés sistemas de ventas implementados que sean acordes a ese precio de ticket alto. 

➖ Ahora que sabés cómo hacer un presupuesto para un cliente, ¡salí a cazarlos!

Antes de irte, te recuerdo que podés charlar conmigo 1 a 1 en una consultoría estratégica para emprendedores.

No te cuento más sobre ella, podés ver los detalles aquí.

¡Y recordá también que podés dejarme cualquier comentario aquí abajo! Leo y respondo todossssss. 👇

Deja un comentario