Estrategia de comunicación

via GIPHY

Esta canción triste es para vos si tenés un negocio y estás usando canales digitales para comunicar y atraer clientes hacia él, pero te está costando comunicar de forma:

  • Clara.
  • Creativa.
  • Entretenida.
  • Interesante.

Es para vos si tenés la sensación de que estás “publicando por publicar” y que a nadie le importa un pepino lo que posteás.

Y, sobre todo, es para vos si para colmo de todo estás PAGANDO a una agencia de marketing que te cobra mes a mes, pero no te gustan sus contenidos o no estás viendo resultados.

Si te sirve de algo… el problema que tenés es bastante común. 

Puede que el problema de fondo sea alguno de estos (¡o todos!):


No estás apuntando al cliente correcto, o no estás creando contenido que apunte a los puntos de dolor e intereses de tu cliente.

Los contenidos no están diseñados para abarcar cada etapa del “buyer’s journey” o niveles de consciencia del cliente.

El tono de voz de tu marca no está definido, o es disonante con respecto a la personalidad de tu negocio.

No estás comunicando tu oferta de forma clara (¿quién te va a comprar si no entiende lo que vendés?)

La propuesta de valor de tu negocio es difusa, confusa, o no está presente en los contenidos.

Tus contenidos son iguales o muy parecidos a los de tu competencia (¡y necesitan diferenciarse!)

O simplemente… se te acabó la creatividad.

La buena noticia es que todos estos problemas tienen solución

La mala es que la solución requiere una cantidad absurda de trabajo que te va a consumir 98.6% del tiempo que estás dedicando ahora a tu negocio.

Así que tenés 2 opciones: 

Te ponés a hacer un análisis intensivo de tu negocio, tu cliente, tu competencia, el cliente de tu competencia y tu mercado para elaborar una estrategia de contenidos que te saque de ese pozo creativo en el que estás…

O dejás que me encargue yo de eso. 

Estrategia de comunicación para empresas y marcas personales con onda

Con este servicio, tu único trabajo va a ser llenar un formulario (porque soy divina, pero no adivina) para que yo pueda conocer tu negocio a fondo, y tener un punto de partida sólido para mi investigación. 

A partir de aquí, me dedicaré a investigar, analizar, recolectar datos y desglosar información para poder entregarte un documento completísimo que incluirá:

✅ Un capítulo entero sobre el branding de tu marca, con la identidad verbal delineada y aplicación de este tono de voz a tus textos. Así, cuando escribas tu contenido sabrás cómo (y cómo no) hacerlo.

✅ Un análisis de tu oferta (o tus diferentes ofertas), con los beneficios específicos que interesan a tus clientes, para que sepas sobre qué hablar en tus contenidos.

✅ El análisis de tus competidores, con observaciones sobre qué hacen mal (para evitar hacer lo mismo) y qué hacen bien (para hacerlo aun mejor que ellos). 

✅ El perfil de tu cliente ideal, ¡pero uno de verdad! Nada de boludeces sociodemográficas, sino su perfil actitudinal: qué le preocupa, qué quiere, qué necesita… como extra, si ya tenés clientes en tu negocio, conseguiremos testimonios para que los puedas usar en tus contenidos.

El eje de comunicación que vas a seguir de ahora en más: un hilo conductor, el tipo de temas que vas a tocar, etc.

Y aquí viene la chicha:

Sugerencias de tipos de contenidos que podés crear de ahora en más para generar materiales variados, creativos, interesantes y que expliquen bien tu oferta en un idioma que tu público disfrute (¡y así elija comprarte!)

¿Y vos qué podés hacer después con este manual?

OPCIÓN 1: Escribir y producir los contenidos por tu cuenta (o tu equipo de marketing inhouse).

OPCIÓN 2: Darle el manual a tu agencia para que se ponga las pilas de una bendita vez.

OPCIÓN 3: Hablar conmigo y seguimos trabajando juntos con tus contenidos.

Vos elegís.

Este manual es lo que guiará tus contenidos por los próximos AÑOS, porque a menos que cambies de manera fundamental tus valores de empresa, tu oferta o tus clientes, se seguirá aplicando siempre.

Te estarás preguntando ahora cuánto “cuesta” olvidarte de todo ese dilema, ¿no?

Tranqui. 

Mucho menos que los ibuprofenos que te estás comprando ahora para calmar ese dolor de cabeza, te aseguro.

Vas a tener resuelto el dilema de qué tipo de contenidos crear por el resto de tu vida empresarial por solo u$s 850*.

*A menos que se trate de un negocio complejísimo con muchas ofertas o verticales/clientes independientes, en ese caso tenemos que ajustar el presupuesto.

¿Vamos a seguir tocando la musiquita más triste del mundo, o ponemos manos a la obra con tu estrategia de comunicación?

Tengo lista de espera de 7 semanas por lo general, así que si necesitás que te dé una mano con esto, ¡contactame!

CLIC AQUÍ PARA CONTACTAR