estar ocupado o ser productivo

Productividad vs. Estar ocupado

Seguro habrás escuchado hablar ya del libro “The 4 hour work week” (La semana laboral de 4 horas) de Tim Ferriss, ¿verdad? 

(Antes de que me ataques por mencionar este libro, aclaro que no vengo a hacer ninguna apología de este. Tiene conceptos buenísimos, pero tampoco hay que llevarlo como biblia como hacen muchos emprendedores).

En fin, a lo que iba. 

Algo que me llamó la atención de este libro fue el concepto de “work for work”, trabajar por trabajar (TxT).

Y es que hoy día tenemos la tendencia de glorificar a esas personas que trabajan 24/7 y dedican el 100% de su vida a su trabajo. “Qué mucho trabaja Fulanito”, “mirá un poco, toda la madrugada trabajó, qué guapa que es”.

Como si fuera que tener una hora libre es desperdicio de tiempo, como si fuera que alcanzar metas de una manera no-forzada es un pecado. 

Todo tiene que ser “con el sudor de la frente”, porque lo fácil seguro que viene del mismísimo demonio. 

No me malinterpretes, está genial trabajar 24/7 si uno lo disfruta. Pero usarlo como una herramienta de victimización o de validación personal, en definitiva, no es sano.

1 – “Vos no entendés, lo que pasa es que yo sí tengo que trabajar…”

Con utilizar la “productividad” como herramienta de victimización, me refiero a la gente que se pasa la vida:

  • Bostezando en la cara de los demás haciendo comentarios sobre lo cansadas que están.
  • Diciendo que no pararon de trabajar, que no tienen tiempo para nada.
  • Argumentando que no pueden hacer ejercicio ni reunirse con amigos porque tienen demasiadas cosas encima.

En fin, que no pueden hacer nada porque tienen que trabajar y que adoptaron como hobby restregárselo a los demás en la cara. 

Es un juego peligroso, porque he conocido a gente que no dejaba de trabajar por la sencilla razón que, si lo hacía, no tendría una “excusa” o herramienta de victimización que utilizar después.

Sí, hay gente así.

Lo peor de todo es que las consecuencias no las sufre tanto esa persona como sí sus familiares, amigos y su círculo social en general.

 

2 – “Si no trabajo todo el tiempo, no soy nadie…”

En este segundo grupo entro yo también: los que usamos el trabajo como herramienta de validación.

Con esto me refiero a la gente que, y me incluyo, cuando no estamos trabajando, nos sentimos vagos e inútiles. Como si estuviésemos perdiendo el tiempo y no descansando o disfrutando de la vida.

Creo que aquí entra a tallar esa imagen que nos plantan en la cabeza desde pequeños de que nada se logra sin trabajo y sin esfuerzo. Que no nos merecemos bajar de esa “rueda del hámster” en que corremos y corremos sin importar que no vayamos a ningún lado.

Aplicando la Ley de Pareto

Hablemos de manera objetiva. De las 12 horas que estuviste trabajando ayer, ¿cuántas realmente valieron la pena?

¿Obtuviste resultados cada una de las 12 horas?

Lo dudo mucho.

Y no es que lo diga yo, lo dice la Ley de Pareto. Esta ley habla del principio 80/20, y, explicándolo de forma ultra-resumida, establece que el 80% de los resultados proviene del 20% del esfuerzo.

Ferriss lo grafica de manera excepcional: de más de 120 mayoristas, solamente 5 le estaban generando 95% de sus ingresos. El 98% del tiempo, se pasaba persiguiendo a los demás, que para colmo hacían todo el proceso mucho más complicado que aquellos 5 que sí generaban beneficio.

Es decir, se pasaba trabajando porque así decía la regla, “trabajar de 9 a 5”, mientras que la mayor proporción de sus resultados los generaba en tiempo mínimo.

El propio esquema de 9 a 5 (o peor, de 8 a 6 que es el que tenemos mayormente en Latinoamérica) es el culpable de la poca productividad. Y aquí vamos con otra ley, la de Parkinson: si tenés X tareas que hacer en 10 horas, vas a encontrar la manera de “matar el tiempo” para ocupar esas 10 horas, pero no necesariamente significa que fuiste productivo.

De hecho, si te daban la misma cantidad de tareas pero 2 horas para realizarlas, lo hubieses hecho igual e ibas a tener 8 horas para dedicarte a otras cosas después.

¿Qué tal vamos por casa?

¿Cuál es tu interpretación de productividad?

¿Estás seguro de que no estás confundiéndote con “estar ocupado”?

Yo estoy intentando meterme en la cabeza que no por haber terminado todo lo que tenía que hacer en 3 horas significa que tenga que estar el resto del día inventando nuevas tareas para mantenerme ocupada y no sentirme culpable 😛 A ver si me sale… 

Deja un comentario