[Temperatura del tráfico] Por qué es importante conocerla

Para comunicar de manera efectiva no solo es importante saber qué decir, sino cuándo decirlo. 

No es lo mismo hablar con una persona que no te conoce de nada, que hablar con una amiga, ¿no? 

Lo mismo pasa con los clientes. 

Alguien que te ha comprado ya está mucho más receptivo a cierto tipo de mensajes que otro que ni se entera de que tu negocio existe. 

A esto nos referimos con la temperatura del tráfico. 

No toda la gente que llega a tu página web es igual, no toda la gente que ve tus posteos es igual. 

Y a eso voy con este mini-post. 

➖ ¿Qué es esto del “tráfico”? 

No, nadie está hablando de traficar nada acá.

Cuando hablamos de tráfico, nos referimos a la afluencia de gente que esté llegando a tus puntos de contacto (tu web, tus redes, etc.)

Podés tener una web preciosa, pero si no la ve nadie (es decir, si no hay tráfico que vaya hacia ella), ¿de qué te sirve?

Por lo general, distinguimos entre dos tipos de tráfico:

  • Aquel que se obtiene pagando (cuando pagamos una publicidad en redes sociales para llevar gente a nuestra web).
  • Aquel que se obtiene de manera orgánica (gente que viene sola, gracias a una estrategia SEO implementada, por ejemplo).

De cualquier manera: tráfico = personas que te ven = potenciales clientes. 

➖ ¿Qué tipos de temperatura de tráfico existen? 

Tenemos en claro ya esto: necesitamos conocer a nuestro cliente ideal para saber cómo dirigirnos a él.

  • Cuáles son los problemas que tiene.
  • Qué necesidades tiene.
  • Qué beneficios busca.
  • Cómo podemos ayudarlo mejor.

Pero ojo, nuestro cliente no siempre va a ser consciente de que tiene un problema, o que vos tenés una solución que puede darle los beneficios que busca.

Ahí es donde entra la estrategia de conocer la temperatura para saber cómo dirigirnos a quién. 

〰️ Tráfico frío

Por tráfico frío nos referimos a usuarios que no conocen tus productos o servicios. Que no conocen tu negocio.

No son conscientes tampoco de las soluciones que podés aportarles, entonces están convencidos de que no te necesitan. 

Te habrá pasado, ¿no? De estar navegando las redes sociales y que te aparezca un anuncio de un negocio que no conocés ofreciendo un nosequéperonomeimporta. 

Eras tráfico frío para ellos. 

El mensaje para este tipo de gente tiene que ser mucho más persuasivo. Tiene que poder llamar la atención, darte a conocer, aportar valor, educar, despertar la consciencia de la persona de que algo podés tener para ellos.

〰️ Tráfico tibio/templado

Estos son los usuarios que ya han tenido contacto contigo antes (te vieron en redes, saben quién sos, etc.), pero no te compraron nada. 

También son los usuarios que son conscientes de que tienen un problema o necesidad, saben cuál es la solución, pero no son conscientes de que vos sos la persona ideal para proveer esta solución.

Aquí tu mensaje tiene que estimular al usuario para que te compre. Una buena alternativa puede ser ofrecerle recursos gratuitos o tal vez alguna oferta.

Es mucho más factible que te diga que sí en esta etapa que en la etapa anterior.

〰️ Tráfico caliente

El ideal.

Son las personas que ya te conocen porque te han comprado con anterioridad, o que ya han tenido una “probadita” de lo que tenés para ofrecer a través de contenido o material gratuito que les hayas entregado antes. 

No necesitan que les convenzas de que sos la mejor opción, pero sí convencer de comprar ahora, o recordar que tenés las soluciones que están buscando. 

➖ Cómo conocer la temperatura del tráfico te puede ayudar

Así como no vas a salir a ofrecer tu producto premium a cualquier extraño que se te cruce (porfa no lo hagas), no vas a perder tiempo y dinero intentando convencer a una persona que te compra usualmente de que sos la mejor opción.

Cada persona tiene necesidades comunicativas distintas. 

Dale al César lo que es del César (y delegá la comunicación de tu negocio si no la querés pensar tanto). 

Deja un comentario