¿Necesitás un blog de negocio o una web?

¿Necesitás un blog de negocio o una web?

¿Qué hacés cuando sabés que necesitás comprar X producto o contratar Y servicio?

  • Vas a Google a ver quién lo vende
  • Vas a buscar directamente al negocio que sabés que lo tiene
  • Averiguás todo lo que necesitás saber sobre X o Y (precio, competencia, ventajas…)

Esto lo hacés vos y el 80% de los consumidores.

Por eso, los negocios y empresas empezaron a crear sus plataformas digitales.

Para tener un canal de comunicación más efectivo con sus clientes y poder ofrecerles la información que necesitan (y así, ganarse su confianza y su fidelidad… y que les compren).

Ahora bien, la pregunta que me suelen hacer es: “si tengo un negocio, ¿necesito una web o un blog?”

 

Diferencia entre página web y blog

En realidad, un blog es una página web.

Es una página que está en la web 😛

Yo suelo usar los dos términos de manera distinta porque los veo desde el punto de vista de los textos.

La diferencia entre una página web de empresa y su blog, es el contenido. Mientras las secciones de una página web común (la página de inicio, el sobre mí, la página de contacto…) se mantienen siempre igual, el contenido del blog se va actualizando.

(de ahí que te ofrezca 2 servicios distintos, uno de copywriting y otro de redacción)

Las secciones de la página web actúan como escaparate de tu negocio, mientras que el contenido del blog es la conversación entre vos y tu cliente cuando entra a la tienda. Algo así. Javier Cordero tiene un ejemplo más bonito en este artículo 😛

Ambos tipos de texto son fundamentales dentro de la estrategia de marketing de tu negocio y cumplen una función diferente. En este artículo explico la diferencia entre las dos conversaciones que deben mantenerse con los clientes, así que aquí me concentraré en el blog y en el rol de un redactor en la vida de tu negocio.

 

Motivos para crear un blog de empresa: marketing de contenidos

El contenido del blog es una manera gratuita de realizar marketing.

Es decir, crear contenido valioso y ofrecerlo de manera gratuita para atraer a potenciales clientes.

¿Y para qué demonios estarías publicando contenido gratis?

 

Atraer clientes a través de un blog

Si posteás regular y estratégicamente, tu contenido puede posicionarse en Google para aparecer en búsquedas que haga la gente y así se entere de que existís.

Esto se logra mediante el SEO (optimización del texto para hacerlo atractivo para los motores de búsqueda, aunque es mucho más complicado que eso).

Pongamos un ejemplo.

  • Imaginate que Mariano está tratando de encontrar recomendaciones para regalos de navidad.
  • Busca en Internet y encuentra “10 obsequios originales que podés regalar esta navidad”.
  • Entra al blog, le gusta el artículo, y ahí ve que la persona que publicó el artículo tiene también una tienda en donde vende productos.
  • Cliente potencial en puerta.

(Mi sueño es que cuando alguien busque “copywriting en Paraguay” me encuentre a mi, de ahí que publique posts al respecto de tanto en tanto 😉 )

OJO: un redactor tiene conocimientos básicos de SEO, pero si lo que realmente querés es potenciar esa capacidad de atraer visitas orgánicas, lo ideal es contratar a un especialista SEO aparte de un redactor de contenidos.

 

Generar una relación de confianza

Al postear contenido de valor relacionado con tu tema, proyectás esa imagen de experto que buscan tus potenciales clientes.

Con contenido que interese a tu cliente ideal, lográs que se enganche con tu marca y se convierta no solo en fan, sino que te recomiende a otras personas. Además, los motores de búsqueda hoy día le dan mucha importancia a la interacción del lector con tu contenido.

Es decir, si entran a tu blog porque les aparece entre los primeros resultados y se van a los 5 segundos porque lo que hay dentro es una porquería, Google lo tendrá en cuenta.

Por eso, a diferencia de años anteriores, el contenido mismo está mejor valorado por los buscadores y ya no es suficiente recurrir sólo al SEO como arma para atraer clientes.

Lo que te digo con esto es que los posts de un blog tienen que gustarle tanto a Google como al usuario.

via GIPHY

¡Pero no te estoy diciendo que te conviertas en una ONG y que des información gratis y valiosa sólo porque sí! Si tus textos están estratégicamente planeados y redactados, esas visitas que vienen a buscar información terminarán pidiéndote un presupuesto o haciéndote una consulta.

 

Las 7 principales ventajas de tener un blog de empresa

Resumiendo las ventajas principales, con un blog podés conseguir:

  • Posicionarte como líder o experto en tu sector
  • Generar confianza con potenciales clientes
  • Ganar nuevos clientes
  • Educar a los clientes acerca de tus productos o servicios
  • Aumentar la visibilidad de tu negocio
  • Incrementar la credibilidad de tu negocio
  • Generar más visitas a tu web ya que tenés información actualizada todo el tiempo

¿Sabías que podrías estar perdiendo clientes por culpa de tus textos? Descubrí qué errores estás cometiendo en tu página web con mi guía gratuita. ¡Suscribite y descargala!

Responsable: Kyra Thielmann (servidor)
Finalidad: enviarte mis nuevos contenidos y noticias sobre kytufina.com
Legitimación: tu consentimiento
Destinatarios: los datos que me facilitás estarán ubicados en los servidores de Mailchimp, cuya política de privacidad podés ver aquí
Derechos: podés acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos en cualquier momento


Redes sociales vs Blog

Ojo, el blog no es el único medio para realizar marketing de contenidos. De hecho, los 3 canales que prefieren las marcas para publicar contenido son:

  • Redes sociales (83%)
  • Blogs (80%)
  • Correo electrónico (77%).

Si tenés un negocio, seguro que ya tenés las redes sociales funcionando para promocionarlo. ¿Por qué entonces deberías tener un blog?

Existen varias ventajas de un blog sobre las redes sociales.

En primer lugar, el blog es tuyo (no te arriesgás a que te cierren la cuenta de Facebook ni que te limiten en ninguna forma). Ha pasado. ¿Realmente pensás poner en riesgo todo tu esfuerzo en la plataforma de otra persona?

En segundo lugar, es mucho más fácil encaminar a una visita hacia una página de servicios desde tu blog. Para esto, podés publicar en redes sociales el link a tu post.

Sigamos con el ejemplo anterior.

  • Mariano está scrolleando en Facebook y le aparece una publicación que dice “¿No sabés qué regalarle a tus suegros esta navidad para quedar bien? Hacé clic y leé mi post sobre ’10 obsequios originales que podés regalar esta navidad’ y ganate el favor de tu suegro por todo el año”.
  • Mariano entra al blog, le gusta el artículo, y ahí ve que la persona que publicó el artículo tiene también una tienda en donde vende productos.
  • Cliente potencial en puerta.

Si se quedaba leyendo el artículo en Facebook sólo de paso, jamás se iba a enterar de que el que publicó también tiene una tienda en donde vende regalos y no hubiese pensado en comprarlos.

Obs: sí, se puede mencionar en la publicación de Facebook que existe una tienda también, pero la gente nunca lee todo el texto así que puede pasarse esa información.

No, nunca leen todo, en serio.

 

2 elementos esenciales que debe contener el blog de tu negocio

Ojalá fuera tan fácil, ¿verdad? Pero esto no se trata de sentarse a escribir cualquier cosa. El blog de tu negocio necesita:

 

1.   Información de valor

El contenido que ofrecés a tu audiencia tiene que ser contenido de valor, relevante para ellos.

Samu Parra, consultor de branding y copywriter, divide el tipo de contenido dirigido a fidelizar clientes en:

  • Educacional = que enseñe al cliente cómo sacarle partido al producto/servicio (guías, tutoriales…)
  • Sorpresa = un contenido inesperado que alargue la experiencia de compra
  • Up Sell / Cross Sell = contenido relacionado a otro producto que podría interesar al cliente en base a una compra ya hecha (que, por ejemplo, complemente al producto ya comprado)

 

2.   Tener un público objetivo definido

No se vale escribir porque sí y a un destinatario desconocido. No es lo mismo escribir para un joven de 25 que para una señora de 50. El texto de tu post tiene que estar adaptado a ese lector que querés atraer.

Pensá en dirigir tu información a:

  1. Potenciales clientes: para atraerles ofreciéndoles información de valor que les haga ver que sos un experto en el tema y que necesitan adquirir tus productos/servicios
  2. Clientes actuales: para fidelizarlos y que te vuelvan a comprar

El lector abrirá tu blog buscando una información específica y abrirá al mismo tiempo 4862345 blogs más con la misma información.

Se quedará con el más claro, el que responda a lo que realmente le interesa.

Así que ponete en sus zapatos y pensá: ¿por qué creés que te buscó en Internet? ¿Qué le preocupa a tu potencial cliente?

 

El blog de tu negocio no vende (por sí solo)

Numerosos expertos han dicho que sí es necesario tener un blog de empresa para tener éxito.

Esta tendencia ha empezado hace un par de años, y muchos han encontrado en ella el escalón que necesitaban para alcanzar esa conexión tan anhelada con sus clientes.

Ahora bien, muchos han fracasado, más que nada por la falta de estrategia a la hora de planear el contenido, y por una redacción ineficiente de los mismos.

No es cierto que si no tenés un blog, tu negocio va a fracasar. La generación de contenidos no es necesaria para iniciar un negocio ni es el secreto de su éxito, pero sí es un medio valiosísimo para escalar y proyectar tu marca personal.

En un mundo donde tantos ofrecen el mismo servicio, ¿quién no quiere dar un paso adelante y diferenciarse del resto?

 

La opinión discordante

via GIPHY

Otros expertos afirman que la famosa frase “el contenido es el rey” es una mentira. Que solamente el contenido no beneficia en nada.

Genera confianza, sí, pero no te posiciona. No vende.

Concuerdo con esta afirmación solo en parte.

Si bien es cierto que matarse publicando un post por semana no vende de por sí, aporta una imagen de expertise en el tema.

En otras palabras, si entra alguien a tu web y ve que tenés un blog lleno de posts hablando sobre los qué, cómos y por qués de tu área, ayudándole a resolver una duda o un problema, va a pensar “hijole, esta persona sí que sabe, voy a ver sus servicios”.

También es cierta la afirmación de que con un solo post estrella es posible elaborar un embudo de ventas completo. Solo que, en este caso, el rol del copywriting va a ser muchísimo más relevante que la redacción de contenidos, sino no tendría sentido pagar por publicidad y llevar a los potenciales clientes a una web sin un texto que conduzca a la venta de forma clara.

 

Una cuestión moral

Me metería en un debate casi moral con esta cuestión.

Es posible vender con un solo post.

Pero la redacción de contenidos de forma regular genera confianza.

Personalmente, me interesa generar una relación de confianza con mis lectores. Me interesa aportarles contenido de valor que les ayude a resolver dudas y problemas.

Por eso creé esta plataforma. Obviamente, necesito que algunos me contraten en algún momento (también tengo que comer xD). Pero prefiero que lo hagan a sabiendas de que lo que les estoy ofreciendo es un conocimiento que manejo y que el servicio que contratan es realmente lo que digo que es.

A sabiendas de que no les estoy vendiendo ninguna fórmula mágica ni les estoy asegurando el éxito de su negocio, pero que les estoy dando un elemento valiosísimo como lo es una mejor comunicación con su público.

El mundo del blogging va cambiando. Los blogs de negocio primero. Te recomendaría seguirle a Omar de la Fuente de haciaelautoempleo.com para interiorizarte en este debate. ¡Hizo nada más y nada menos que un video de Hip Hop para hablar de esto!


Y vos, ¿tenés ya un blog de negocio? ¿Tenés una estrategia clara de los contenidos que deberías publicar para tu público objetivo?

Dejá un comentario y contame tu experiencia.

 

 

Deja un comentario