escribir-para-internet-imagen

Cómo escribir para internet (y que te lean)

El efecto de un texto online es muy diferente a un texto offline, tanto si intentás informar como si intentás vender.

Por eso, escribir para internet es muy diferente a la redacción que nos enseñaron en el colegio. De hecho, casi que tenemos que “DESAPRENDER” lo que nos enseñaron ahí 😛

Si sos blogger o tenés una web de tu negocio, estos consejos para escribir en internet te pueden servir.

 

Escribir para internet es diferente

El comportamiento del lector “de papel” y del que lee un artículo online es muy distinto.

Por eso, es fundamental tener en cuenta los siguientes aspectos:

 

#1: el lector escanea

Al usuario le toma alrededor de 5 segundos escanear una página web para decidir si quiere leerla o apretar el botón “atrás” e ir a otra.

5 segundos para darle un pantallazo general de lo que querés comunicarle y que decida si tu texto es suficientemente atractivo como para pasar más de 5 segundos ahí.

El lector primero le da un vistazo general al texto entero, lee el titular, los subtítulos y ve si hay imágenes y gráficas que le interesen. Después, lee las partes que le parecieron importantes o relevantes.

Así que en vez de hacer un ensayo de 10 páginas como en el colegio, en Internet necesitás dividir tu texto en bloques y subtítulos fáciles de leer para dar una idea general de todo el artículo a primera vista.

Este artículo interesantísimo de Javi Pastor muestra estudios hechos sobre cómo se comporta el lector cuando se trata de artículos en internet.

 

#2: el contexto en el que se lee varía mucho

El hecho de que un artículo se encuentre en Internet le da al lector la libertad de leerlo donde quiera y cuando quiera.

Es decir, puede leerlo desde su móvil mientras viaja en bus, puede leerlo en su computadora cuando se toma un tiempo libre en la oficina o incluso cuando está en el baño.

¿Se te ocurrió alguna vez escribir un post lo suficientemente corto e interesante y postearlo a la hora en que comúnmente tu lector ideal cumple sus necesidades fisiológicas? 😛

via GIPHY

 

#3: adquiere relevancia el titular y la introducción

Mantener la atención de tu lector se vuelve un desafío si tenés en cuenta que tiene abiertas mil páginas aparte de la tuya en su navegador.

Por eso, tener un buen titular es fundamental. Este titular tiene que poder decirle al lector que este artículo le va a aportar valor, que encontrará la respuesta a lo que está buscando o sencillamente que le va a entretener. Sí, todo eso en una corta línea.

También la introducción tiene que poder guiar naturalmente al lector al resto del contenido. Como un tobogán.

Una forma de lograrlo es escribir las conclusiones ya en la introducción. Sí, entiendo que quieras guardar el misterio, pero es poco probable que lean un artículo que no sepan en dónde va a terminar.

 

#4: usar storytelling puede ayudarte muchísimo

Una buena forma de llamar la atención de tu lector (y retenerla) es contando lo que tenés que decir como una historia. Esto es a lo que llamamos storytelling.

A los latinos nos encantan los cuentos, así que empezar un artículo contando una historia en la introducción llevará de la manito al lector a través del resto de tu artículo.

 

#5: No tenemos los “extras” que nos da la comunicación oral

Parece obvio mencionarlo, pero comunicar por Internet no solo es distinto a comunicar por papel impreso, sino que es distinto a comunicar oralmente. Por eso, requiere de un cuidado extra por los detalles.

No tenemos la ayuda extra que representa el tono de voz, una sonrisa, las gesticulaciones, y demás elementos que podemos utilizar a nuestro favor para persuadir al potencial cliente.

Un estudio realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo demuestra claramente la diferencia del impacto entre una comunicación:

  • escrita impresa (una carta),
  • por medio digital (un email), y
  • en persona (una visita).

El objetivo del estudio era comunicar a evasores de impuestos que debían cumplir con sus deberes impositivos. 8 de 100 personas que recibieron una carta, pagaron sus deudas, y el doble de personas lo hizo al recibir emails. En contraste, 9 de 10 personas que recibieron una visita personal decidieron cumplir con sus deberes para con el Estado.

Por eso, al escribir en una página web o blog, hay que recurrir a otros recursos que suplan estos elementos que no podemos llevar de la comunicación oral. Por ejemplo, utilizando más verbos de acción, más adjetivos, más ejemplos vivos, etc.

 

Pasos para escribir en internet

Ya sabemos que no es lo mismo escribir en Internet o en papel.

También debemos saber que no es lo mismo escribir para entretener que escribir para vender. Es decir, no se utilizan las mismas técnicas para redactar un artículo en un blog que una página de servicios en la que buscás que te compren.

Como escribir para vender en internet es una cuestión de copywriting más larga de explicar, aquí te doy unos pasos sencillos para escribir un artículo para internet:


¿Querés aprender más sobre escribir para internet? Suscribite gratis a mi blog y recibí tips de manera regular 😀

copywriting

Responsable: Kyra Thielmann (servidor)
Finalidad: enviarte mis nuevos contenidos y noticias sobre kytufina.com
Legitimación: tu consentimiento
Destinatarios: los datos que me facilitás estarán ubicados en los servidores de Mailchimp, cuya política de privacidad podés ver aquí
Derechos: podés acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos en cualquier momento


#1: decidí qué vas a contar

Antes de ponerte a escribir, es necesario que sepas qué tema vas a tratar.

Ya sé que parece estúpido decirlo. Pero tener un tema determinado (y escribirlo) te ayudará a no irte por las ramas. No cuesta nada empezar escribiendo sobre nombres de perros y terminar escribiendo sobre sábanas de algodón por no tener en claro a dónde íbamos con el artículo (¡me ha pasado!)

 

#2: determiná a quién le vas a contar

No es lo mismo escribir para un público de jóvenes estudiantes que para un grupo de profesionales de mediana edad.

Tu tono, las palabras que usás y el tenor de todo el texto cambiarán de acuerdo a tu público objetivo.

via GIPHY

 

#3: investigá

No te sientes frente a la página en blanco a tratar de dilucidar qué vas a escribir. Una vez que tenés tu tema, investigá lo que han escrito otros sobre él y anotá palabras clave.

¿A qué tipo de artículos le da importancia Google cuando investigás sobre el tema? ¿Habla de los qué, de los por qué, de los cómo…?

¿Qué más podés agregar a la información que encontrás disponible?

Explorá todas las aristas y buscá estudios para ganar credibilidad.

 

#4: ordená la información

Ahora que tenés todos esos datos, hay que ordenarlos de manera lógica.

Subdividí en párrafos, apartados, incisos, creá listas y agrupá de manera que puedas brindarle al lector una información completamente digerida.

No te olvides de darle tu propio toque: no estás haciendo una compilación de información y fuentes, estás redactando algo propio con fundamento. Expresate con tus propias palabras y no tengas miedo de poner conclusiones propias (aunque no coincida con lo que dicen muchos ahí afuera).

 

#5: revisá

Leé en voz alta, imprimilo, subrayá, cambiá los signos de puntuación, medí los párrafos, testeá el ritmo.

“Write drunk and edit sober”, dicen 😛

 

Consejos para asegurarte de que tu artículo online sea un éxito

Algunos tips extra para optimizar la reacción del público ante tu artículo en internet:

 

Ojo con el español

Hay una característica particular que tenemos los hispanohablantes.

Nuestro público puede variar muchísimo en lo que respecta al país de origen. Y si bien todos podemos hablar en español, cada país tiene sus peculiaridades y modismos. Su propia variante.

Si tu público es solo de tu país, no hay problema. Pero si querés llegar a un público más amplio, los expertos recomiendan aprender el español neutro.

Esta opinión, sin embargo, choca un poco con los que dicen que en caso de marcas personales, lo ideal es escribir de la manera que habla uno y no apartarse de eso por más que el público pueda pertenecer a otro país. Esto por una cuestión de no proyectar una imagen distinta a lo que es uno.

Para mi que es una cuestión de equilibrio. Es decir, bien podés escribir de la misma forma en que hablás y que hablan en tu país, pero evitando palabros que sean muy propios de la región y no se entiendan en otro lado.

En vez de expandir esta opinión, me gustaría saber qué piensan los demás 🙂

 

Anonimato no es excusa

Que lo que escribas como anónimo no sea una excusa para ser descortés o provocar conflictos innecesarios. Si lo que escribís no constituye una opinión que puedas expresar libremente en una sobremesa o decirlo cara a cara a otra persona, pensalo dos veces.

 

Respondé en seguida

Si te hacen un comentario en el blog, no dejes pasar mucho tiempo para brindar una respuesta. El usuario de internet no está acostumbrado a esperar y, si esperás demasiado para responder, posiblemente ya se ha olvidado que ha comentado en primer lugar.

 

Risas y emojis

Aunque no lo creas, hasta las risas en internet tienen significado propio según como se escriban.

¿No me creés? ¡Lo dicen las autoridades! “un simple ja equivaldría a una risa sardónica o irónica que no denota alegría; un jaja, a una risa sincera; y un jajaja, a una carcajada”

 

Escribí para internet y ganá dinero, clientes, o simple satisfacción personal

Escribir para internet tiene que tener un objetivo. Que te comenten, le den me gusta a tu publicación, la compartan…

La intención es generar un diálogo con tu lector. Atrás han quedado los tiempos de los lectores pasivos.

Hoy, tus textos tienen que llamar a la acción, deben provocar una reacción.

Deja un comentario